Incesto

Lo que me está pasando con mi papá y yo 3ra parte

0
Please log in or register to do it.

17 años – con mi papá – 100% real 3ra parte

 

Ya era sábado, segundo día seguido que amanezco desnuda en los brazos de mi papá. Me despierto al sentir que me acarician la mejilla, abro los ojos y el rostro de mi papá está a 10 cm de mí, sonrio al verlo y le doy un besito.

Papá no me dice nada, sólo me sigue acariciando la mejilla

-Dormiste bien papi?

Papá me sonríe y me besa la frente

-me gusta despertar contigo – le digo, papá no me responde, sólo me sigue acariciando

No sé porque lo hice pero me nació besarlo, lo besé y papá me correspondió, estubimos así un buen rato, besar es de las cosas que más disfruto

-te quiero – le digo y papá me abraza apretándome contra el, me gusta que me abrace, me siento protegida, en sus brazos siento que nada malo puede pasarme

-te arrepientes? – Le pregunto viéndole a los ojos

-no… me gustaría quedarme todo el día así contigo – me dice y le sonrio

-yo tampoco me arrepiento

Nos quedamos abrazados hasta que me dieron ganas de orinar

-tengo que ir al baño… ¿Puedes taparte los ojos? Me tengo que vestir

-¿Es enserio? – dice papá con una risita

-si, y por cierto no me gustó lo que hiciste anoche, te dije que no quería que me vieras desnuda – le digo y papá se pone serio y borra la sonrisa

-¿Qué? – le pregunto al verlo serio

-esta bien, vístete, no te voy a ver -!lo dice y voltea la cara para no verme

-¿Estás molesto?…. ¿Dije algo malo? – le pregunto confundida

-no – me responde serio

-ya te arrepentiste, ¿Verdad? – le digo y su silencio me hace entender que si lo está – estás molesto conmigo?

-no, estoy molesto conmigo, no debí dejar que esto pasara – su respuesta me dolió, sé que tiene razón, es mi papá y se siente culpable, pero en ese momento lo ví como un hombre arrepentido de hacer el amor conmigo. Me puse triste, baje la mirada y le dije

-perdoname, fue mi culpa, yo empecé todo – le digo desanimada

-No, fue mi culpa – dice papá – yo soy el adulto … y me aproveché de ti

-no digas eso – lo interrumpo y con mi mano hago que me mire a la cara – tú no te aprovechaste de mi, yo te quiero y no me arrepiento – intento besarlo y papá me esquiva

Me duele sentirme rechazada, lo amo, en ese momento mi cerebro bloqueó que era mi papá. Me monto encima de él y con mis dos manos sostengo su cara para que me mire a los ojos, el me mira y lo beso. 

Papa no se quita pero no me corresponde, 10 segundos después de besarlo sin ser correspondida me detuve, me sentí mal y por un momento me rendí, pero tomé valor y jugué mi última carta, aún montada encima de él me descubro de las sábanas enseñándole mi desnudez, en cuanto lo hago papá mira hacía otro lado para no mirarme, con mis manos hago que me mire

-mirame y dime a la cara que te arrepientes – le digo, mi papá intenta no ver pero lo termina haciendo, me mira mis senos, su mirada baja lenta hasta ver cómo estoy montada desnuda encima de él

Siento como su pene aplastado por mi cuerpo empieza a ponerse duro debajo de mí, papá me aprieta suave las nalgas, aprovecho que empieza a ceder y me acerco para besarlo pero me detengo a centímetros de su boca, no quiero que me vuelva a rechazar.

Lo miro a los ojos sin atreverme a besarlo, está vez es papá quien da el paso, pone una mano en mi nuca y me acerca hasta juntar nuestros labios, al sentir su pene duro debajo de mí instintivamente empiezo a mover mis caderas.

-Ahhh – Gadea papa

Siento que me empiezo a mojar, pero también siento unas ganas horrible de orinar, detengo el beso y le digo 

-Tengo que orinar – papá me da un piquito y me suelta – ya no me molesta que me veas – le digo levantándome de la cama desnuda y me empiezo a vestir, papá no me pierde de vista y me alegro de eso. Le pico el ojo y le lanzo un besito y salgo de mi habitación hacía el baño. 

De camino me encuentro con mi mamá en la cocina, me saluda normal, quería empezar una conversación conmigo pero la dejé porque me estaba orinando

-Tu papá está en tú cuarto? – me pregunta mi mamá cuando salgo del baño

-si

-llego borracho verdad?

-no – miento, no quiero que mi mamá se moleste porque mi papá llegó borracho – mami, no crees que exageraste corriendolo de tu cuarto?

-yo no lo corrí, él fue quien no quiso dormir conmigo, por mi puede hacer lo que quiera, yo no le voy a pedir perdón cuando el es el que está mal– me sorprendió escuchar eso, mi papá me había dicho que ella no lo dejaba dormir en su cama

-oye voy a ir a la peluquería en un rato, ¿Quieres venir conmigo? – me dice mi mamá

-¿Enserio? Me dijiste que no me ibas a dejar salir en un año

-¿Quieres ir o no? – me dice 

La verdad es que no quería ir, me hubiera gustado quedarme con mi papá, aprovechar que no iba a estar mi mama, al final insistió tanto que terminé aceptando

Entré en mi habitación, papá seguía ahí, se había puesto los pentalones pero seguía acostado en la cama. Cerré la puerta con seguro y me le monté encima. Empecé a besarlo, y menearme encima de su pene.

El beso se estaba volviendo apasionado cuando papá me detuvo, me miró a los ojos y me dice

-maholys tenemos que hablar

-ay no, ya te arrepentiste otra vez – digo fastidiada. Lo vuelvo a besar y él me corresponde pero lo detiene después de unos segundos

Veo que está incómodo con mis muestras de cariño así me quito de encima de él decepcionada y dejo escapar un largo suspiro de frustración, me acuesto a su lado y me quedo mirando al techo

-acaso yo no te gusto? – le digo

-eres mi hija – me dice y le miro a los ojos – no podemos seguir así, aparte tu mamá…

-mi mamá no te quiere – le interrumpo y papá me mira sorprendido – me acaba de decir que no le importa lo que hagas, no le importa que no quieras dormir con ella

-es porque está molesta – me dice

-y tú tampoco la quieres a ella, si no no le hubieras puesto los cuernos conmigo – le digo y pasó algo que me sorprendió, por primera vez en la vida papá me da una cachetada, no me dio fuerte pero el sólo echo de la acción me dio ganas de llorar. 

Inmediatamente papá empieza a disculparse, me abraza pero yo me quiero soltar, me siento dolida

-sueltame – le digo y papá me sigue abrazando

-perdoname mi amor, perdóname – dejé de intentar safarme de sus brazos y empecé a llorar en su pecho

Pasamos como tres minutos así, cuando dejé de llorar le digo

-me puedes soltar? Voy a salir con mi mamá y vine a cambiarme

–adonde van? – dice papá al mismo tiempo que me suelta

-a la peluquería, ¿Puedes irte de mi habitación por favor? Necesito cambiarme – le digo sería

-primero tenemos que hablar

-no hay nada que hablar, entiendo todo, perdóname por besarte, es que pensé que me querías… Pero ya veo que me equivoqué

-maholys yo… – papá no encuentra las palabras y yo le evito molestias

-no tienes que explicarme nada, no soy una niña, solo me duele que lo que pasó anoche no significó nada para ti

-Maholys no es eso, sabés que… 

–papi, por favor no digas nada y vete

-no puedo irme así, sabiendo que estás molesta conmigo

-no lo estoy – miento, papá se queda de pie mirándome sin creerme, sé que no se va a ir hasta que sienta que estamos bien, así que me acerco y le doy un abrazo falso, me separo y papá sigue sin moverse.

-Maholys se que sigues molesta

-no lo estoy – inconscientemente le doy un pico en la boca para demostrarle que no estoy molesta, aunque si lo estoy – perdón – me disculpo al darme cuenta que lo besé en la boca, papá me queda viendo los labios, los abro un poco para volver a disculparme pero los labios de mi papá impactan con los míos.

Me sorprendió, me quedé paralizada y no le correspondi el beso, papá sé separa y empieza a hablar pero está vez soy yo quién lo beso, lo empujo hacia mi cama y caemos sobre el colchón, yo encima de mi papá nos besamos con pasión. Papá me tumba a su lado y se pone encima de mi, me sube la camisa hasta dejar mis senos a la vista y vuelve a besarme, papá atrapa mi seno izquierdo con su mano y me lo empieza a apretar muy rico, poco a poco me voy calentando, siento un cosquilleo que baja por mi vientre y como se humedece mi sexo.

Papa me deja de besar para meterse mi seno en la boca, su lengua jugaba con mi pezón mientras su mano baja por mi vientre hasta llegar al borde de mi pantalón de pijama, sus dedos se desliza debajo de la tela y empieza a acariciarme lentamente la zona del pubis, su mano sigue bajando y yo abro mis piernas para que me toque mejor. 

-mhhh – gimo cuando siento sus dedos pasar por mi rajita

Papa saca su mano, se levanta de la cama y de un tirón me baja el pijama hasta las rodillas, dejando mi vagina húmeda a la vista.

Mi respiración ya está acelerada, quiero volver a sentirlo adentro de mí. Papá se dispone a terminar de bajarme el pantalón cuando el sonido de alguien tocando mi puerta lo detiene en seco

-Maholys, la comida está lista, vístete para que comas e irnos a la peluquería – dice la voz de mamá detrás de la puerta

-ok, ya voy – grito con voz chillona, me levanto de la cama y beso a mi papá en el cachete –sera en otra oportunidad – le digo y empiezo a desvestirme, papá se acuesta frustrado sin perderme de vista

Elijo el tanga más provocador que tengo, negro de esos que se nos meten en las nalgas, meto mis dos pies en el y me lo subo lentamente. Luego me pongo mi pantalón de licra negro que se ciñe perfectamente a mis piernas y trasero

-Esta licra me transparenta mí ropa interior? – Le pregunto dandole la espalda para que me vea

-si, se nota mucho que llevas tanga, no te vas a poner eso – me dice mi papá

-no importa, me amarro un suéter a la cintura – le digo mientras me terminó de vestir

-estoy bonita?

-mucho, pero no me gusta que salgas con eso licra, transparenta mucho y está muy ceñida, no quiero que los hombres te queden viendo

No sé si lo dice porque es un padre protector o porque está celoso, me termino de vestir y me dirijo hacia el, le doy un beso en la boca y luego me despido

Despues de desayunar salgo de la casa con mi mamá,nos fuimos caminando pues la peluquería está a 10 minutos.

Se me olvidó ponerme el suéter en la cintura, todos se me quedan viendo por detrás, no sólo los hombres también las mujeres, supongo que los hombres me están comiendo con la mirada y las mujeres me están criticando.

Creo que me lo busqué, está licra se ciñe tanto a mi cuerpo y la tela es tan delgada que da la impresión de que estoy desnuda, probablemente el tanga que llevo puesto se esté marcando bajo la tela. 

Me siento incomoda, me gusta que me vean cuando estoy bonita, es decir que me vean la cara, el pelo, pero no me gusta que me vean el culo, bueno a veces si me gusta, pero hoy no. Talvez no me entiendan, yo tampoco me entiendo. Me gusta que me mire con deseo, aveces.

-acuerdame de comprar ingredientes para tortas, tú papá cumple años mañana – dice mí mamá mientras caminamos hacia la peluquería 

-si es cierto – caigo en cuenta – se me había olvidado – le digo – ¿Y le vas a hacer una torta? Pensé que estabas molesta con él

-si pero… no es para tanto, aparte mañana van a venir toda la familia, yo no voy a estropearle su cumpleaños

Y en mi mente pienso “pero si pudiste arruinarme el mío, no me dejaste celebrar mi graduación y tampoco mi cumpleaños” sé que está mal decirlo pero le guardaba rencor a mi mamá, creo que por eso no me sentía culpable con lo que está pasando con mi papá. Gran parte de mi sufrimiento fue por causa de mi mamá, y creo que ella lo sabe y quiere redimirse llevándome a la peluquería, pero pienso también “¿Por qué no me dejaste ir a una peluquería para ir a mi graduación? Tuve que ir desarreglada y con ojeras marcadas de tanto llorar por su culpa.

-van a venir los tíos de Caracas?? – le pregunto a mi mamá

-si

-y dónde se van a quedar, ellos son muchos y no van a caber todos en el cuarto de Miguel (mi hermano) 

-tendras que dejarles tu cuarto

-¿Y dónde voy a dormir yo? – digo interrumpiendola

-con nosotros, si soportaste dos días a tú papá uno más no será tan grave.

Me Hubiera gustado decirle que no me molesta dormir con mi papá, me molesta dormir con ella 

Me vino a la mente preguntarle algo que para mí era una certeza pero necitaba oírlo de su boca

-tu ya no quieres a mi papá¿verdad? – le suelto y mi mamá se sorprende

-¿Por qué me preguntas eso?

-porque hace tiempo que ya no eres cariñosa con él, tengo tiempo que no los veo besarse – “y hace tiempo que no los oigo coger” pensé en decirle pero me mordí la lengua

-claro que lo quiero, es normal que ya no seamos tan cariñosos, tenemos más de treinta años juntos – me dice

-pero tu no lo amas – le digo, quiero que lo acepte, si logro que me diga que no lo ama siento que tendré vía libre con mi papá

-Maholysyo estoy con tu papá desde que tengo 15 años, claro que lo amo, no me imagino vivir sin él

Escucharla decir eso me rompió el corazón, ahora me siento culpable, me acosté con su novio de toda la vida, no puedo seguir haciendole eso a mi mamá, y lo peor de todo es que siento que me enamoré de mi papá, siempre lo he querido pero desde que hicimos el amor siento que lo amo.

Llegamos a la peluquería, desde que hablamos de eso no dije más nada, cuando me preguntaron que me iba a hacer no sabía que decir, tengo el pelo liso y me lo cuido mucho, que me puedo hacer, se me ocurrió pintarmelo todo de azul como Karol G, pero si no me lo hacían bien me iba a ver muy ridícula, así que les dije que me hicieran unas mechitas azules, me quedaron muy bien la verdad, me sentí feliz por un momento.

2 horas después salimos de la peluquería, mi mamá se fue a comprar los ingredientes para la torta y yo me fui camino a casa, recibí muchos elogios por mi cambio de look y muchas miradas de hombres que si no hubiera gente alrededor estoy segura que no se contendrían en arrancarme la licra y violarme en medio de la calle, eso es lo que pienso al ver su mirada clavada en mi culo si ningún disimulo.

Llegue a casa y en la entrada estaban mis hermanos con sus amigos, ellos se burlaron de mi pelo pero yo estoy segura que me quedó muy bien, solo se burlan para fastidiar, los ignoro y sigo mi camino, no sin darme cuenta de las miradas de los amigos de mis hermanos fijas en mis nalgas.

Entre directo en mi habitación y lo primero que hice fue verme al espejo, no para verme el pelo, estoy segura que me veo super bien, lo que me veo es que tanto mostré con esta licra, mi tanga se dejaba ver claramente.

-cambio de look, te quedó muy bien – dice mi papá recostado en el marco de la puerta y yo le sonrio

-gracias

-y tu mamá???

-fue a comprar algunas cosas, por cierto se me había olvidado que cumples años mañana, casi me voy peleada contigo

Papa me sonríe y entra en mi habitación cerrando la puerta,estaba teniendo que lo hiciera, me prometí a mi misma que no iba a continuar con esto, por mi mamá.

No quise verlo a los ojos y le di la espalda fingiendo que me estaba viendo en el espejo.

Papa se me acerca y me abraza por la espalda, cerré los ojos al sentir como me envuelve en sus brazos, no sé si lo hacía a propósito pero sentía que me restregaba el paquete por detrás.

-mnnh – suelto al sentir sus besitos en mi nuca y como sus manos tocan mis pechos por encima de la camisa. Un deseo de que mi papá me ponga en cuatro y me coja duro me entra en la cabeza

-papi no – le digo muy suave mientras me sigue apretando los pechos,bme muerdo el labio inferior al sentir sus besitos, su mano derecha empieza a bajar por mi vientre y mete sus dedos por debajo del elástico de la licra, me empieza a acariciar por encima de mí tanga y la sensación es súper súper deliciosa.

Pero me armo de valor y lo detengo, le retiro su mano de mi entrepierna y me volteo quedando cara a cara con el

Papa empieza a besarme el cuello y sus manos atrapan mis nalgas. Sin deterlo lo que me hace le digo

-no podemos seguir con esto, no está bien… ahhh – gimo cuando los dedos de mi papá rozan mi vagina por encima de la licra, así de delgada es la tela que sentí que me tocaba directamente. Lo detengo y hago que me mire

-es enserio, no podemos seguir con esto – digo con autoridad – tu tenías razón Papi, esto está mal, no le puedo hacer esto a mi mamá

Mi papá deja escapar un largo suspiro y se sienta al borde de la cama, yo me siento a su lado

-si, tienes razón – dice frustrado mientras se pasa la mano por la frente – creo que me tendré que distanciar de ti por un tiempo, hasta que se me pase esto

-¿Qué? No yo no quiero eso – le digo – solo quiero que volvamos a ser como antes

-yo también maholys pero tienes que entender, te veo y solo quiero besarte – me dice y yo bajo la mirada – perdóname hija esto es culpa mía – me dice y se para de la cama – si notas que te evito no pienses que estoy molesto creo que va a ser lo mejor, me dice y se dirige a la puerta.

Yo me levanto rápido y corro para impedir que se valla, me recuesto de la puerta estorbandole su salida

–maholys déjame pasar

-no papi, tu sabes lo que me dolió perder a mi mamá, no puedo perderte a ti

-no me vas a perder, solo nos tenemos que distanciar un tiempo

-no, prefiero entonces seguir cómo estábamos – le digo desesperada

-eso no puede ser y tú lo sabes

-si puede, ¡Besame! – le ordeno pero papá no lo hace, intento besarlo yo pero me evita, se que el quiere esto, sólo tengo que quebrar su voluntad. Me quito la camisa y me bajo la licra

-Maholys para! – me dice y yo ya estoy en ropa interior

Lo empujo hasta que cae sentado en el borde de la cama, no pierdo tiempo y me monto encima de él, empiezo a besarle el cuello y ya papá dejo de resistirse, intento besarle en los labios pero me esquiva, yo me quito el sujetador y rompo su resistencia, en los últimos dos días he notado que mis pezones rosados son una debilidad para él, sonrio al darme cuenta como me queda viendo y siento su pene ponerse duro bajo su pantalón.

Me bajo de mi papá y me arrodilló entre sus piernas, les desabotono el pantalón y se lo bajo hasta las rodillas

-Maholys no de… mhh – papá gime cuando le doy un chupón a la cabeza del pene por encima de la tela de su boxer

Con su ayuda le bajo el bóxer hasta los tobillos, y le sonrio mirándolo a los ojos , papá me esquiva la mirada pero no me importa, si esto es lo que tengo que hacer para que no se aleje de mi lo voy a hacer. Le paso la lengua por el glande recogiendo esas gotas que se acumulan en la punta, empiezo a darle lenguetazos comonsi fuera una paleta, lo hago hasta dejarme el pene lleno de saliva, antes de metermela en la boca miro a los ojos a mi papá mientras le doy un besito a la punta del pene.

Sonrio al ver su reacción de exitacion y me lo meto en la boca, aún no me acostumbro a metermelo bien en la boca, lo tiene muy grueso, me gustaría tragarmelo hasta que me llegue a la campanilla pero le haría daño con mis dientes, así que acepto mi derrota y solo me consentro en meterme un tercio de su pene en la boca mientras lo mastubo con mi mano.

Se que una mamada no será suficiente para retener a mi papá, nesecito volverlo mas personal, me consentro en dejarle el pene bien baboso con mi saliva, le doy un último chupón que sonó como si le hubiera lanzado un beso. Me pongo de pie y me terminó de quitar él tanga, me monto encima de él con una rodilla a cada lado quedando abierta y lista para recibir el grueso pene de papi, lo sujeto.con mi mano mientras voy bajando poco a poco, dirijo su pene a mi entrada y me dejo caer lentamente

-ayyy – me quejo al sentir como se estira mi apretada vagina por el paso del pene de mi papá, yo intento bajar más lento para evitar gritar pero mi papá me jala por las caderas hacía abajo haciendo que me entre completa, estoy segura que si hubiera alguien dentro de la casa hubiera escuchado sin ninguna duda el grito que solté

-AHHHHHH… eres malo – digo adolorida mientras se me escapa una lágrima

-dios maholys, eres lo mejor de este mundo – me dice papá

Subo unos centímetros y me vuelvo a dejar caer sobre su pene

-me siento muy llena – le digo – la tienes muy grande, tengo que hacerlo lento para no gritar – digo empezando a subir y bajar, no se imaginan la gozada que estaba sintiendo, sentir el pene grueso de mi papá entrar y salir de mí es una delicia, supongo que para los hombres es el equivalente a una vagina húmeda y apretadita, que es lo que estaba sintiendo mi papá conmigo 

Lo hacía muy lento para disfrutar del acto pero mi papá me cogia de la cintura e imprimia su propio ritmo, haciéndome soltar algunos griticos, estoy segura que desde la primera vez me quiere coger bien duro, me quiere hacer gritar, a su hija de 17 años

-papi no tan fuerte que mis hermanos están afuera de la casa con sus amigos.

Papa se dejó caer en la cama y me dejó todo el control, yo lo hacía muy lento y delicioso, no solo quería sentir despacio su pene llenandome, también lo hacía para controlar el ruido del colchón

Empece a acelerar el ritmo cuando sentía que estaba cerca de tener un orgasmo, no me importó nada y empecé a cabalgar rápido, me lo sacaba casi completo y me dejaba caer de golpe, el ruido del colchón ahora era constante al igual que mis gemidos, por un momento deje de estar pendiente de que alguien entrará en la casa y empecé a subir y bajar sobre mi papi como si no hubiera mañana, el grito que pegué cuando llegué al orgasmo fue tal que creo que se pudo haber escuchado afuera de la casa

Me sentí en la gloria, me dejé caer encima de mi papá sin sácame su pene, el aún no había terminado

Papa empieza a mover sus caderas para seguirme cogiendo, yo solo me abandoné al placer y dejé que el siguiera, pero lo que me hacía me volvió a prender, me vuelvo a incorporar apoyando mis manos en su pecho y empiezo a mover mis caderas, así como lo hago en mis videos de tik tok, pero en mis videos lo hago con unos shortsito pequeños, aquí estoy desnuda montando el pene grueso de mi papito

Ahhhh – empiezo a gemir

A mis 17 años y con toda mi experiencia en el sexo, creo que estaba teniendo el mejor polvo de mi vida, gran parte por el morbo, gran parte por lo grueso que es mi papá, siento que estoy cerca de otro orgasmo cuando un sonido casi hace que me dé un infarto.

Es la voz de mi mamá, está hablando con mis hermanos, están entrando en la casa

-cerraste con seguro – le pregunto aún sentada en su miembro, papá me dice que si – pásame mi teléfono – le digo a mi papá que lo tiene al lado, papá me lo pasa y pongo la música a todo volumen, empecé a moverme despacio sabiendo que lo único que nos delataría es el ruido del colchón, empiezo a subir rápido y bajar lento, subir rápido y bajar lento, escuchar la voz de mi mamá conversar con mis hermanos solo logro exitarme más, sentía que estaba a punto de acabar, la respiración acelerada de papá era opacada por la voz de Bad Bunny en mi teléfono, empiezo a acelerar el ritmo, siento que estoy a punto, la música opaca el ruido del colchón, estoy apunto y de repente, acaba la música, me quedé quieta sin moverme hasta que empezara la siguiente, en cuanto comenzó volví a retomar el ritmo, estaba tan pendiente de mi placer que no pensé en mi papá, no me dí cuenta que estaba por venirse hasta que sentí como vibraba su pene en mi interior y como soltaba chorros y chorros llenandome de leche, sentía como mis hermanitos nadaban en mi interior en busca de mi óvulo para dejarme preñada, el sentir el placer de la leche de papá recorriendome por dentro hizo que me corra delicioso.

Me tumbe a su lado intentando recuperar el aliento, escuchaba la música de fondo, una música que nunca olvidaré, la música con la que mi papá se vino adentro de mi por primera vez. “Ojos marrones de Lasso” se ha vuelto nuestra canción hasta el día de hoy

EL SEXO VIAJA EN SILLA DE RUEDAS-PARTE 1
acoso a una adolescente, minerva!!!!

Nadie le ha dado "Me Gusta". ¡Sé el primero!