Incesto Lesbianas

mi vida de lesbiana con mamá

0
Please log in or register to do it.

Todo empezó hace 5 años, en ese entonces recién había cumplido los 18 años, y a pesar que siempre tuve una figura bonita me sentía cohibida.   Así fue como el día de mi cumpleaños mi madre me invito a cenar para celebrar mi día.  Sin embargo ya que no me sentía cómoda y siempre vestía de forma abultada, mi madre decidió llevarme a un día de spa y cambio de look, obviamente cedi después de una insistente conversación con ella, de cómo mi figura debía lucir más, ser más femenina y bla bla. Ya saben lo típico.

Y tras mucho insistir fuimos a una tarde de chicas, me hice las uñas por primera vez, también fui a una peluquería por un nuevo corte, y cuando llegamos finalmente a comprar ropa para la noche, me probé un vestido negro con escote delantero, haciendo que mi figura resaltara, al verme en el espejo vi mi figura en esa ropa, notando mi pecho grande y firme, mi trasero grande, redondo y levantado, mi cintura de avispa.  Cabe decir que al verme vestida pude ver a una mujer de 1,70 con unas buenas tetas, un culo apetecible, y dado que el maquillaje acentuaba mis rasgos también sexy.

Cuando Salí del probador mi madre me miro de arriba hacia abajo, me pidió que modelara el conjunto y me saco algunas fotos en algunas poses provocativas. Obviamente por mi forma de ser me estaba muriendo de la vergüenza.

Pagamos y fuimos a seguir comprando, la tarde estuvo divertida hasta que llego la noche, fuimos a un restaurant donde mi madre ya había hecho la reserva correspondiente, y al llegar al mostrador para ver que mesa nos tocaba, note que la persona que nos estaba atendiendo no pudo dejar de mirarnos y no era para menos.

Como ya había dicho, yo iba con el vestido negro, mi pelo castaño con un peinado que llegaba hasta mis hombros, mis ojos verdes se destacaban más debido al maquillaje y mi rostro estaba enrojecido lo que le daba un plus a mi cara.   Mi madre por otro lado llevaba un vestido rojo, con un escote que dejaba mucho de sus tetas al aire, un trasero grande como el mio y una cintura, que a pesar de tener 35 años daban ganas de tomarla, indispensable del sexo, sin mencionar que ambas llevábamos tacones al punto de ser mas alta (mido 1,70 y mi madre 175) y en cuanto a su cara, ella era parecida a mi por lo que la gente siempre la confundían con mi hermana.

Cuando pasamos por las mesas en dirección de la nuestra pude notar la mirada de los hombres y de algunas mujeres, y la verdad más que estar nerviosa fue al contrario, me estaba excitando y sentía mis bragas húmedas.  Comimos, reímos y también bebimos, al ser mi primera vez en la bebida estuvo mareándome muy rápido, después de cenar mi madre pidió un uber y este nos llevo a casa, dado que no tenia costumbre con el alcohol iba abrazada de mi madre.   Todo estaría bien hasta ese punto si no fuese por el hecho que mi madre iba acariciándome la pierna y diciendo lo mucho que me quería.  Yo estaba demasiado excitada y borracha.

Al llegar a casa y entrar, mi madre me abrazo para llevarme al cuarto, mientras aprovechaba de meterme mano de forma descarada, lo que a mi en ese momento no me importaba.  Al llegar a mi cuarto, me gire y le di un beso en la mejilla a lo que ella me quedo viendo, no supe que pasaba y cuando fui a abrir la boca ella me dio un beso de amante, nuestra pasión y lujuria estaba aumentando y fue ella la que tomo la iniciativa ya que su lengua como serpiente luchaba contra la mia en mi boca, sentía como me agarraba de la cintura con una mano y con la otra recorria mi cuerpo.

Empezo a besar mi cuello mientras acariciaba mi pecho izquierdo y jugaba con mi trasero al mismo tiempo.  Cuando metio su mano en mi coño deje salir un gemido y me deje estar, sus dedos jugaban con mi clítoris de una forma rápida, precisa y deliciosa, cuando ya noto que estaba bien mojada se acerco a mi coño y empezo a lamerlo de forma intensa, Dios recordad esa primera vez aun me hace estremecer.  Jugo con sus dedos y con su lengua en mi sexo hasta que no aguante más y me corrí en su boca, mi madre en vez de apartase siguió lamiendo, recogiendo todo lo que salía de mi coño, cuando termino, se levantó y me devolvió el beso diciéndome que probara mi sabor. Me quito el vestido y luego se quitó el suyo, puede verla con un conjunto sexy de color negro, volvimos a besarnos y nos fuimos acercándonos a la cama mientras nos íbamos quitando la ropa.

Cuando estuvimos las dos dos desnudas pude ver que mi madre tenia un triangulo apuntando a su coño mientras que el mio era mas salvaje, sentí vergüenza por un segundo pero ella volvió a atacarme, volviendo a comerme las tetas, mi lujuria era tal que lleve mi mano a su sexo y empece a acariciarlo, mi madre chorreaba, de repente ella se alejo de mi y se acostó en la cama.

-anda amor, porque no me comes el coño

-nunca lo he hecho mamá, que tal si lo hago mal

– no pasa nada, hoy aprenderás lo que es el sexo, yo te guiare

Diciendo eso tomo mi cara y la atrajo a la suya, nos fundimos en un beso y luego de un rato empecé a bajar por su cuerpo, fui besando sus tetas, jugando con sus pezones mientras acariciaba los labios de mi madre. Sus gemidos me estaban volviendo loca, y quería escuchar mas, asi que empecé a bajar, cuando llegue a su coño el olor era tan fuerte, tan sensual, era un olor a hembra en celo, que perdí la conciencia unos segundo y me lance como poseída a lamerla, darle pequeños mordiscos chupetear y olfatear ese coño que en algún momento me trajo a la vida. El solo pensarlo hacia que mi libido se fuera a las nubes, metí dos dedos en su coño y ataque sin piedad su clítoris.  Mi madre apretaba sus tetas con sus manos y gemía como si la vida se escapara de su boca.

Cuando llego el orgasmo, devore cada gota que ella botaba, no quería dejar salir nada, ya cuando su cuerpo se relajó un poco, me hizo señas con el dedo para que fuera donde ella.  Subi hasta su boca y terminamos besándonos. Luego se separo de mi  y diciéndome:

          Mi bebe acuéstate te mostrare algo

          Ok Mamá

Acto seguido fue a su pieza y trajo un strap on puesto, mi impresión fue enorme ya que era la primera vez que veía una polla, y sobre todo verla a ella con una polla hizo que tuviera sentimientos encontrados, por un lado estaba la excitación de su cuerpo de mujer con un pene y por otro lado nervios y algo de miedo ya que sabia que eso estaría dentro de mi.

-mamá estoy nerviosa, es muy grande

-tranquila bebe, ire con cuidado.

Acto seguido gateo sobre la cama y me empezó a acariciar y a besar pero de una forma tranquila y calmada. Jugo un poco con mis labios vaginales y cuando considero que ya estaba lo suficientemente lubricada separo mis piernas y apunto el dildo a mi coño, pensé en su momento que lo meteria de golpe, sin embargo lo froto en mis labios para que tuviera mis jugos como lubricante y luego procedio a penetrarme lentamente mientras con sus manos tomaba mis piernas.

Cuando llego a mi himen sentí una leve presión, seguido de un poco de dolor, ella se quedo en esa posición un rato y empezó un movimiento lento pero constante.  Cuando empece a gemir, ella me comio la boca y aumento sus embestidas. Todo mi cuerpo estaba mandando señales a mi cerebro que no sabia procesar. Por un lado estaba mi coño que estaba siendo penetrado por primera vez, mis tetas estaban siendo apretadas o mis pezones estirados, mi boca estaba siendo invadida por una lengua que no era la mia y quería su espacio.

Después de un rato de esos ataques me corri, mi madre entonces me abrazo, y empezó a acariciarme la cabeza, yo por mi parte me deje estar y cai dormida en su pecho.  Cuando desperté estaba sola en la cama, el sol estaba alto y yo no sabia si lo había soñado o no, pero cuando me levante y vi mis bragas, junto con su ropa supe que no fue un sueño

Baje y me encuentro con mi madre en la cocina, ella me mira de una forma que no supe identificar y me dice

-Lucia debemos hablar seriamente las dos

Mi sangre se helo y mi corazón dejaba de latir, sabía que había sido un error y ahora mi madre ya no volvería a repetir lo mismo.

 

Continuara…

Este es mi primer relato, toda critica y/o comentario me ayuda a ser mejor

 

 

 

 

mi vida de lesbiana con mamá (2)
Charla de almohada 2

Nadie le ha dado "Me Gusta". ¡Sé el primero!