Incesto

El cumpleaños de mi papá

2
Please log in or register to do it.

17 años – 100%real

Le di un buen regalo y después pasó algo con mi mamá que no se si fue bueno o malo

 

Hola, perdón por la tardanza, es que he estado muy ocupada. Y también me da flojera escribir tanto, ojalá se pudiera subir audio en esta página, sería mucho más fácil, y creo que les gustaría mas si lo olleran de mi propia voz, por cierto ¿Cómo se imaginan mi voz? Me da curiosidad. Les cuento que tengo la voz suave, me han dicho que parezco angelical por mi voz y mi cara, pero mis amigas me dicen que por mi cuerpo y por mi forma de ser más bien soy una diablita.

Yo me considero una niña buena, el hecho que me guste el sexo no me hace mala gente. Bueno, como les dije me da flojera escribir tanto, creo deberían retribuirme el esfuerzo, me gustaría que me siguieran y comentaran más, quiero ser la primera del ranking, me lo deben, me estoy abriendo con ustedes cómo con nadie más, aparte ya los considero gente cercana, saludo a mi amiga Antonella, ella también tiene una historia parecida a la mía, y al igual que la mía también es real, espero que la publique algún día.

Les haré un resumen por si no se acuerdan.

Cuando estaba a una semana de cumplir 17 años, mi mamá me encontró teniendo relaciones sexuales con mi primo en mi habitación, se molestó conmigo al igual que mi papá y mis hermanos, pues yo era la niña consentida de la casa y ellos me creían virgen, nada más lejos de la realidad porque yo perdí mi virginidad a los 12 años, bueno total que todos excepto mi papá me hicieron la ley del hielo, es decir me ignoraban y me miraban con mala cara, hasta el día de hoy no entiendo porque se lo tomaron tan mal, pero me hicieron sentir horrible.

El hecho es que una noche mi papá vino a dormir conmigo pues había discutido con mi mamá y no querían dormir juntos,se acostó conmigo en mí cama, yo estaba desnuda pues acostumbro a dormir así, saber que estaba desnuda calentó a mi papá, una cosa llevo a la otra y terminé haciendole sexo oral, a la noche siguiente hicimos el amor, digo hacer el amor envés de tener sexo porque se que mi papá me ama más que a nada en la vida, y yo también lo amo.

Al día siguiente hice las pases con mi mamá y me sentí tan culpable que decidí detener todo con mi papá, cuando se lo dije a mi papá el decidió que tenía que tenía que alejarse de mi por un tiempo, yo no podía permitir eso, sabía que si dejaba que el se distanciara de mí más nunca volveríamos a ser tan unidos cómo siempre, así que después de rogarle entendí que la única opción para que no se aleje de mí era teniendo sexo con el, así pasó, tuvimos sexo,lo hicimos en mi cuarto con mi mamá y mis hermanos en la sala, puse la música de mi teléfono a todo volumen para que no se escuchara nada, tuve dos orgasmo encima de mi papá, y sin poder evitarlo a tiempo mi papá tuvo un orgasmo adentro de mí.

 

Estoy acostada desnuda al lado de mi papá, ambos seguimos con la respiración acelerada, de fondo se escucha la música de mi teléfono que hace unos minutos puse para que mi mamá y mis hermanos no escucharan que estaba montando a mi papá, después que se me pasa el momento de éxtasis De repente siento como empiezo a derramar la leche de mi papá saliendo poco a poco de mi coñito.

Como si no supiera que es lo que baja por mi vagina recojo parte con mi dedo y luego lo miro.

Me limpio el dedo pegajoso con mi pierna, siento como baja el semen de papá recorriendo mi periné, estaba cansada, no me quería parar, pero no puedo manchar las sábanas, me levanto de una manera ridícula para no ensuciar la sábana, camino hacia mi armario y cojo un pañuelo, me empiezo a limpiar el semen que ahora baja por mi muslo, al ver la cantidad de semen que recogí con el paño me entra el miedo, ¿Y si me deja preñada? Mi papá es muy fértil, conmigo tiene cuatro hijos y no tubo más porque mi mamá se ligó las trompas para no volver a quedar embarazada.

-tienes que comprarme anticonceptivos ya! – le digo bajito – no quiero quedar embarazada

-¿Y dónde voy a conseguir? Ya es muy tarde para ir a la ciudad.

Tenia razón, vivimos un pueblito donde no hay farmacias, y la ciudad está a 30 minutos en carro, y nosotros no tenemos carro, y los autobuses ya está hora dejan de trabajar

-y entonces que hago – digo asustada, es la tercera vez que alguien me acaba adentro, desde que empecé a tener sexo a temprana edad me cuidado mucho, justamente para evitar estás cosas.

Miro el pañuelo manchado en semen, quedó asqueroso, supongo que tendré que botarlo.

No sé si es mi imaginación pero siento que aún me queda semen de papá en mi interior, nesecito ir al baño a expulsarlo todo, no quiero volver a pasar por una infección, me pongo una toalla sanitaria para no manchar el shortsito rosado que me puse, también me puse una blusa blanca, no me puse ni sujetador ni ropa interior, me siento sucia y necesito ir al baño ya!

Pase por la sala y estaba mi mamá y mis hermanos hablando, no me hicieron mucho caso, solo noté la mirada de mi hermano mayor en mi pecho, pero la desvío en cuanto lo miré, entre al baño rápido, me bajé el shortsito y miré que mi toalla sanitaria había recogido unas cuantas gotas de leche, me senté en el inodoro he intenté expulsarlo todo pero apenas salieron unas gotas, supongo que todo está en mi imaginación.

Ay, perdón por ser tan detallista, lo siento si le dio asco, trato de contar todo tal cual pasó, aunque creo que esto último no es relevante, pero la verdad me asusté mucho, creo que quedar embarazada a está edad es una de las cosas que más me pueden asustar en esta vida, creo que muchas chicas de mi edad me entenderán. Aparte no sería la primera adolescente en mi pueblo en quedar embarazada de su papá, conozco 2 casos en los últimos tres años.

antes de salir del baño me veo en el espejo, ya entiendo la mirada de mi hermano en mi pecho, está blusa blanca se transparenta demasiado, y cuando digo demasiado es demasiado, no solo se nota claramente la forma de mis pezones, es que incluso se nota lo rosado de su color.

Salgo del baño con los brazos cruzados tapándome como puedo los senos, mi mamá intenta hacerme conversación, hablamos cómo por tres minutos, en cuanto pude regreso a mi cuarto.

Mi papá sigue muy cómodo acostado en mí cama, mientras yo estoy angustiadisama de que en este momento me puedo estar embarazando.

Cojo mi teléfono y llamo inmediatamente a mi amiga y vecina dulce, mi papá me mira intrigado sin saber a quién llamo 

-hola dulce? – digo

-Maholys, ¿Y ese milagro? pensé que te habían quitado el teléfono también

Ella sabía que yo estaba castigada, pero no le dije porque

-necesito un favor tuyo de vida o muerte – le digo y papá no me quita la vista

-¿Qué pasa? 

-¿Tienes pastillas anticonceptivas? – digo y le doy la espalda a mí papá, no quiero ver su expresión al escuchar lo que digo

-¡mierda maholys! ¿Cogiste? ¿Y con quién? Si no te dejan salir ni a la esquina

-¿Tienes o no? – digo molesta

-no, no tengo, pero te puedo conseguir – me dice dulce

-por favor la necito urgentemente

-te las puedo llevar en 20 minutos pero solo si me dices con quién cojiste

-no seas así – le digo – después de todo lo que he hecho por ti me lo debes

-dime dime dime – insiste dulce

-te digo cuando me la traigas

-ok, te la llevo en 20 minutos

 

-lo que me hiciste hacer – le digo a mi papá después de colgar la llamada y me acuesto a su lado

Papa me abraza y se disculpa

-perdoname, es que no estoy acostumbrado a cuidarme de embarazar a…

–si yo se – lo interrumpo 

Nos quedamos callado hasta que rompo el silencio

-hoy vas a dormir con mi mamá – le ordeno, y papá me voltea a mirar sorprendido – no tienes ninguna razón para seguir durmiendo conmigo, ella ya no está molesta contigo

-yo prefiero dormir contigo – me dice papá y me besa en los labios

-No, además no quiero que mi mamá se dé cuenta… si te vas a seguir acostando conmigo también tienes que acostarte con mi mamá, no quiero que la descuides por mi culpa

Papa empieza a acariciarme las piernas y me dice – ¿No te molesta que me acueste con tu mamá?

-claro que no – digo – ella es tu mujer… y yo soy tu hija – papá baja la mirada, creo que le molesta al pensar que soy su hija, se sentiría culpable, no lo sé – te molesta que yo sea tu hija¿Verdad? – le digo y a mi papá le incomoda la conversación – porque a mí no me molesta que tú seas mi papá, yo te amo, lo que me molesta es que tú tienes mujer, y tú mujer es mi mamá… y si tengo que seguirme acostando contigo para que no te alejes de mi lo voy a seguir haciendo pero…

-no quiero que lo sigas haciendo si esas es la razón – me dice y yo lo interrumpo

-escuchame! Me gusta hacer cosas contigo, pero si lo vamos a seguir haciendo no quiero que descuides a mi mamá, quiero que le hagas el amor a ella también

-va a ser difícil acostarme con tu mamá cuando ya te probé a ti

-¿Y que importa? Mi mamá no es fea

-maholys sabes que no hay comparación, no solo eres más joven y eres más bonita, eres perfecta – no pude evitar sonreír al escuchar sus palabras, no es el primer hombre que me dice que soy perfecta pero escucharlo de su voz me dan ganas de besarlo

-me gusta que me hables bonito pero no exageres

-es enserio, te miro vestida así y no puedo evitar ponerme… – papá se saca el pene del pantalón y me lo muestra para que vea que lo tiene parado de nuevo, me gusta causar eso en los hombres me hace sentir bonita, vuelvo a sonreír, empiezo a acariciarle su pene y le digo

-entonces cierra los ojos y piensa en mi cuando estés con ella – mi papá suspira cuando mi caricia se transforma en masturbación – ¡Cierra los ojos! – le ordeno y papá los cierra – piensas que te estás cogiendo a mi mamá, pero tienes los ojos cerrados y estás pensando en mí, en tu hija de 17 años que te ama papi, piensa que en vez de ella soy yo la que tiene las piernas abiertas para ti

Empiezo a masajear la cabeza babosa de su pene con mi pulgar mientras lo sigo masturbando y le sigo susurrando al oído

-piensa en mi coñito apretadito papi, piensa en lo que me duele cuando me lo metes duro. – mi papá continúa con los ojos cerrado y yo me muerdo el labio inferior para evitar reírme por estar hablando así

-cogetela duro he imagina que soy yo, sé que me quieres coger duro papi, me quieres hacer gritar – empiezo acelerar el ritmo de mi mano – te lo puedes imaginar papi? Dime

-siii – dice mi papá que continúa con los ojos cerrados disfrutando de mí masaje

-bueno, entonces cojetela está noche – digo y le suelto el pene, me paro de la cama y me dirijo hacia mi armario para cambiarme de ropa

-me vas a dejar así? – me pregunta mi papá sorprendido

-tienes que guardar energía para mí mamita – le digo sin mirarlo mientras busco que ponerme

-ah no señor – dice mi papá, se levanta se acerca a mí con decisión y me tumba bocarriba en la cama, se pone entre mis piernas y se dispone a hacer a un lado mi shorts para cogerme de nuevo pero yo no me dejo, ya tuve suficiente y mi amiga Dulce vendrá pronto con las pastillas.

Papa me besa me toca por todas partes y yo me dejo menos que me penetre, no voy a mentir que también quería volver hacerlo, pero ya estaba mi mamá en la casa, mucho riesgo, y me da miedo de sólo imaginar que mi mamita nos encuentre queriendonos.

Tube que dejar a mi papá con las ganas, aunque sé dio gusto besándome y metiéndome mano, sacó su dedo brilloso de mi interior y después se lo metió en la boca, me puso tanto verlo hacer eso que le dije que me volviera a meter el dedo para chuparselo yo, uy qué rico, me gusta mi sabor. 

Creo que hacer eso era cómo una maldad para mí papá, porque lo estaba excitando y no me dejaba coger.

Luego me llamo Dulce, me estaba esperando en la entrada de mi casa, y es que ella sabe que mi mamá nunca le ha gustado que me junte con ella, porque es mala influencia para mí, yo salí a recibir las pastillas (me dio 2) y le dije mentira sobre quién fue el afortunado que me llenó el vientre de leche

Después de eso no pasó nada digno de mencionar, mi papá me hizo caso y volvió a dormir en su habitación con mi mamá.

Lo extrañaba mucho en mi cama, más lo extrañé cuando empecé a escuchar el ruido de su colchón, se estaba cogiendo a mi mamá, no me gusta admitirlo me sentí celosa de mi mamá, esa pude haber Sido yo.

Ya me estaba acostumbrando a dormirme recién cojida, y está vez me tuve que quedar con las ganas.

Pero si me toqué al ritmo de los ruidos del colchón.

 

El día siguiente fue el cumpleaños de mi papi, me desperté tarde pues no conciliaba el sueño, en la casa ya había gente bebiendo y mi papá estaba haciendo un sancocho, no me gusta tanta gente revuelta y borracha, así que felicité a mi papá, le dije que no se emborrachar, porque le iba a dar su regalo de cumpleaños.

Salude a la familia y me encerré en mi cuarto, eran la una 1pm y estaba aburrida, me gustaría salir y disfrutar de la fiesta pero para mí no es divertido estar con borrachos si no estoy borracha yo también, y mi mamá no me va dejar beber, seguía castigada, salí al patio donde estaban todos, aproveché un momento de distracción y secuestré a mi papá, lo jale rapidito sin que nadie nos viera hasta mi cuarto y cerré la puerta con seguro.

Hice que se sentará al borde de mi cama, y antes de arrodillarme entre sus piernas, lo besé amorosamente y le dije lo mucho que estaba enamorada de él, mi papá estaba feliz de escuchar mi confecion.

Luego si me arrodillé y empecé a besar su pene, quería hacerlo lento pero el ruido de los borrachos afuera me decía que tenía que hacerlo rápido.

Me lo metí a la boca y empecé a tragarmelo, quería hacerle una garganta profunda pero me cuesta todavía, pero aún así mi papá disfrutaba del regalo de su niña, el marcaba el ritmo con su mano en mi cabeza, aveces me ahogaba, varías veces tocí con su pene rosandome la campanilla, y eso le gusta a mi papá, me estaba imprimiendo un ritmo muy rápido, creo que el también sabe que tenemos que hacerlo rápido, pero yo no podía respirar, así que me lo saco de la boca un momento para respirar y empiezo a masturbarlo rápidamente, mi mano resbalaba por su pene, lo dejé empapado de mi saliva, me limpié el labio de esa mezcla de mi saliva y de los fluidos de mi papá y le dije sonriendo

-¿Sabés que es muy loco? – le digo masturbandolo mientras lo miro a los ojos – que yo salí de aquí (le digo refiriéndome a tu pene) y ahora me lo estoy metiendo a la boca – le digo sonriendo y vuelvo a meterme el pene en la boca, mi cabeza subía y bajaba, y mi papá ya estaba gimiendo, se que estaba por acabar así que tomé aire una vez más y aceleré el ritmo, sentía que ya estaba por venirse y mi papá me empujó la cabeza hacia abajo impidiendome respirar mientras me lanzaba chorros de leche a mi garganta, no me soltó hasta que soltó la última gota, no me gustó que fuera tan agresivo conmigo porque no tiene el pene nada pequeño para tenerlo en la boca tanto tiempo pero me gustó darle su regalo de cumpleaños, lo limpié con mi lengua y dejé que se fuera a seguir celebrando, 

por mi parte yo prendí fuego un pedazito de cartón de huevo, para que su olor opacada el fuerte olor a sexo y semen que ha habido los últimos días en mi habitación, y es que tengo que dejarles mi habitación a mis primos que vienen de visita. Lo que más me preocupa es que me vallan a estar toqueteando mi ropa interior, tengo una amiga que su hermano adolescente se la pasa masturbándose con sus pantys y se las termina manchando.

 

Se hizo de noche me mudé a la habitación de mamá y papá, yo me acosté primero, al rato vino mi mamá, empezó a desvestirse hasta quedar en cachetero y sin nada en la parte de arriba

-no me vas a respetar la cara – le digo bromeando

-no tengo nada que no hayas visto – me dice y se mete bajo las sábanas y enciende la tv

No les voy a describir a mi mamá porque no quiero que se la morboseen, solo diré que tiene la cara bonita, los senos más grandes que yo, hasta ahí lo dejo, queda a su imaginación, por cierto yo también estaba en cachetero, pero me puse un camisón de mi mamá que tomé sin preguntarle

Mi mamá estaba en un extremo del colchón y yo del otro

-cuando venga mi papito te pones en el medio, porque va a venir borracho y no quiero que me confunda contigo – le digo pero no le causó mucha gracia

Me puse a ver la novela con ella hasta que me pegó sueño, me dormí y cuando me desperté ya estaba la luz apagada pero no estaba mi papá, mi mamá ya estaba rocando, va a ser una noche larga, más cuando llegue mi papá a roncar también.

Un rato después entra mi papá, entra sin hacer ruido y se acerca a mi lado, yo me hago la dormida, pero el me da un besito en la boca y me dice que le haga espacio, que estoy en su lado de la cama

-no estás borracho?? – le pregunto sorprendida

-no bebí tanto, échate para allá

-no, ponte tu en el medio – le digo y me acomodo para que pase él, el lo hizo de mala gana se ve que no quería discutir, mi papá se pone en el medio y le da la espalda a mí mamá, quedando cara a cara conmigo, por la luz exterior puedo ver cómo me queda viendo, yo le sonrio contenta de tenerlo cerca, el se acercó más a mí y yo me acerque más a él, empezó a acariciarme la mejilla, esos gestos de mi papá hacen que me enamore más, nos dimos un pequeño beso insonoro y nos separamos, nos quedamos viendo, yo saqué mi lengua y me acerqué a él, papá hizo lo mismo y empezamos a chocar nuestras lenguas como niños jugando con espadas, yo lo hacía con una sonrisa en mí rostro, me estaba divirtiendo y lo estaba disfrutando, me gusta que papá me siga el juego, poco a poco me empecé a calentar, me acerqué a su ido y le susurré lo más bajito que pude

-quiero ver cómo te cojes a mi mamá – le digo con una sonrisa y papá pone los ojos como platos y niega con la cabeza, yo pongo cara de puchero y vuelvo a susurrar – anda, como cuando yo era niña – y es que cuando yo era niña dormía con ellos aquí, y mi papá no le importaba despertarme con el ruido y se cojia a mi mamá delante de mí, yo siempre me hacía la dormida pero de reojo siempre los veía, la verdad desde que estaba con mi ex novio Lalo siempre he querido ver a mi hombre teniendo sexo con otra pero nunca se lo pedía porque soy muy celosa, pero esto es diferente, mi papá no es mío, es de mi mamá, yo soy la otra pero igual lo siento cómo mio

-por favor – le suplico apenas audible – ella no se va a negar, nunca se niega – le digo

Mi papá me quedó viendo, como pensando pero termino afirmando con la cabeza, me besó y luego me dio la espalda y se acercó a mi mamá, yo no veía más que su espalda, pero podía escuchar los besitos que le estaba dando, no tardó mucho en ponerse encima de ella, yo rápidamente me tapé completamente con la sábana pero lo hice de tal forma que pudiera ver la acción, se que mi mamá se despertará de un momento a otro, mi papá hizo un movimiento raro que no entendí pero rápidamente supe que fue para bajarle el cachetero a mi mamá, un segundo después ya estaba cojiendose a mi mamá, que locura todavía que se los cuento no lo puedo creer, estaba viendo a mis papás hacer el amor y me gustó verlo, no me puse celosa ni nada de eso, entiendo que ellos también se quieren mucho

El movimiento del colchón me recuerda mi infancia, por cierto si algunos de ustedes es padre no hagan eso con sus hijas pequeñas al lado, aunque piensen que estamos dormidas o no entendamos son cosa que una nunca olvida, por favor no lo hagan, a menos que quieran pervertir a la niña.

-para! Que maholys está dormida aquí – oigo susurrar a mi mamá

-esta dormida no se va a despertar – le dice mi papá

Luego miró los ojos de mí mamá dirigidos hacía a mí y yo cierro mis ojos por si acaso me ve

Lo que me sorprende de todo esto es que mi mamá no a soltado ni un quegido, supongo que ya está acostumbrada a mi papá, también ya a tenido cuatro hijos.

Abro los ojos y mi mamá sigue viéndome mientras mi papá entra y sale de dónde yo salí hace 17 años, no les miento que me hubiera gustado participar.

Supongo que a mí me va el morbo, cerré los ojos por si acaso y solo me dediqué a escuchar cómo mis padres hacían el amor, el movimiento del colchón me invitaba a tocarme pero no me atreví, mi papá empezó a darle más duro, escuchaba como chocaban entre ellos y por fin pude escuchar gemir a mi mamá. Wow no se los puedo describir, lo mojada que estaba era una locura.

Mi papá aceleró más el ritmo como recuerdo en mi infancia se detiene de pronto, y empieza leves movimientos del colchón, se está descargando dentro de mí mamita, ayer se descargó adentro de mí, mi papá es un afortunado sin duda, no abrí mis ojos hasta que sentí que papá se volvió a poner en medio entre mi mamá y yo, cuando abro los ojos noto la mirada de mi papá, me descubro la cara y gesticulo un gracias mudo

 

Lo dejo hasta aquí, porque ya tengo sueño y mañana tengo seción de fotos, no me juzguen por lo que acabo de contar, no soy una pervertida ni nada, no se porque quería ver eso pero me gustó.

Aparte no hice nada malo, los he visto tener sexo muchas veces de niña, eso no volvió a suceder y no creo que se repita, no sé porque pero siento que no fue nada malo. Malo sería que me pusiera celosa de mí mamá, celosa me pongo con las demás mujeres, menos mal que mí papá no es mujeriego. Mi papá es sólo de mi mamá. Pero se divierte conmigo, aunque es difícil, siempre hay gente en la casa pero nos las arreglamos, ya no siento remordimiento por mi mamá, lo que hacemos mí papá y yo a ella no le afecta, mientras no se enteré no pasa nada..

Recuerden que quiero que me sigan y comenten porque quiero estar de primera en el ranking, así me motivare a seguir compartiendo mi vida con ustedes.

 

Viole a nimu
Magdalena - Cuarta Parte y Final.

Le ha gustado a:

  1. Que rico historia llevas con tu papá hermosa ojalá tuviera esa suerte yo pero igual no sabes todas las pajas que me eh hecho pensando ser yo tu padre puesto que soy mayor ojalá puedas respoderme si gustas y poder hablar de un tema que me gustaría compartirte escribeme a mi correo lmrg2083@gmail.com besos hermosa