Incesto

La primera noche con mis dos hijas II (11)

2
Please log in or register to do it.

Papi tu pesas demasiado no había sentido todo tu peso encima mío antes, dime por qué.

 

Mi niña hermosa, antes colocaba mis codos y mis rodillas para sostenerme, pero ahora deseo que sientas todo mi cuerpo sobre el tuyo, así te penetrare fuerte como te gusta y sentir como mi pecho aprisiona tus senos que son como dos pelotitas de algodón.

 

Papi me encanta lo que me dices, quiero que lo hagas así, me gusta cuando metes tu pene duro en mi vagina.

 

Empecé a penetrar a mi niña hermosa, sentía más placer ahora, podía sentir totalmente su cuerpo y sus senos en mi pecho eran como dos pelotas de algodón, sus labios más fogosos, solo que ahora sentía su boca más grande y eso me encantaba, era más atrevida, su lengua la sentía entrar en mi boca, sentía entrar mi pene apretado dentro de su vagina, ella la comprimía, lo que me llevaba a sentir una sensación inexplicable que por poco me hacía estallar, pero debía disfrutar ese momento pleno con mi niña hermosa.

 

No había más palabras entre los dos, nos besamos desenfrenadamente, mientras mi pene entraba en su vaginita y luego lo empujaba fuerte dentro de ella para que lo sintiera, era tanto el placer que sentía que mordía mi boca, algo nuevo que me encantaba, era mágico sentir como entraba mi pene en su vagina y golpeaba sus muslos con los míos, sentir la sensación de sus paredes vaginales y que tocaba sus extrañas me enloquecía, sentía el placer que solo ella despertaba en mí a pesar que hacía unos momentos había hecho el amor con su hermana, eso me ayudó porque aguante un poco más dándole placer a mi niña hermosa.

 

Quería venir dentro de mi niña hermosa, aunque sabía que debía tener cuidado para evitar un embarazo, pero tenía tanto deseo de hacerlo que no lo pensé dos veces.

 

Mi niña hermosa, quiero venirme dentro de tí para que tu vagina no olvide lo que siente cuando mi semen entre en ella, además me encanta sentir cuando me vengo dentro de tu deliciosa vagina, siento que mi pene se desliza más suave dentro de ella y puedo meterlo duro como te gusta sin lastimarte.

 

Papi, me gusta lo nuevo que acabas de hacer, rico sentir todo tu cuerpo y como metes tu pene dentro de mí, así quiero que lo hagas siempre, pero me dijiste que después que tuviera mi periodo no lo podrías hacer más porque quedaría embarazada y me da miedo que pase.

 

No te preocupes, por ahora solo disfruta, déjame seguir sintiendo todo tu bello cuerpo y tu deliciosa vaginita mi niña hermosa.

 

Si papi, hazme sentir toda una mujer y llena mi vagina con tu semen quiero sentir dentro de mí.

Si mi niña hermosa, estoy viniendome dentro de ti, qué maravilla lo que estoy sintiendo, gracias por hacerme feliz, sigue devorando mi pene y mi semen.

 

Papi, que rico lo que me haces sentir, hoy me hiciste sentir muchas cosas nuevas, me gusto como me hiciste el amor hoy.

Me dejaste muerto hoy, cada vez haces el amor más delicioso y eso me encanta y me enamora más de ti.

 

Nos abrazamos fuerte y terminamos nuestro momento acompañándolo de un gran beso, no podía creer lo que estaba pasando, por primera vez en mi vida había hecho el amor con tres mujeres el mismo día y además me había robado la virginidad de mi pequeña Claudia, un día maravilloso e inolvidable para mí.

 

Mi bebe me encantaría poder vivir este día como nuestra primera luna de miel, estar solos para poder vivir plenamente este maravilloso día.

Papi yo también quisiera estar todo el día sola contigo haciendo el amor y haciéndote feliz como te gusta.

 

Sería maravilloso, pero hoy no podremos hacerlo, tú sabes que estaremos con tu hermana todo el fin de semana, pero pensándolo bien, tú podrías ayudarme con inventarte una pijamada o algo parecido con tus amigas, para ti y tu hermana, de tal manera que tu puedas ir hoy y ella mañana, qué te parece, así podremos tener una noche solo para los dos, yo les daría el permiso.

 

En serio papi vas a hacer eso por mí, me alegra saberlo, por eso te amo, por ser tan especial conmigo, yo me encargo de hablar con mi amiga Lety para decirle que si puedo ir a pasar esta noche en su casa y de paso la convenzo para que deje a Claudia quedarse mañana con su hermana, las dos están en la misma clase.

Fabuloso hija, solo habla con ella y si te dice que si, le cuentas a tu hermana para que se pongan de acuerdo.

 

Papi me estoy sintiendo mojada, tu semen está saliendo, quiero que me limpies, de verdad me da miedo quedar embarazada.

 

Te voy a limpiar bien y como pasó hace poco tu periodo no pasará nada, no te preocupes mi niña hermosa.

 

Entendía la preocupación de ella, pero a la vez me alegraba porque ya no le entusiasmaba tener un hijo conmigo, me sentía aliviado al saberlo.

 

Sabes papi, me siento feliz contigo y quiero que no cambies conmigo, que me sigas consintiendo y amándome como siempre lo haces y que me prometas que de ahora en adelante me buscaras un poco más, porque siento que ya soy una mujer y deseo tenerte más tiempo para mí.

 

Lo que ella acababa de decir complicaba aún más mis cosas, pero podría ayudarme para lograr que esa noche las dos durmieran conmigo y hacerles el amor como era mi fantasía, una noche de amor y pasión con mis dos pequeñas hijas siendo ellas mis cómplices, debía pensar cómo podría pasar.

 

Quiero contarte algo que me dijo tu hermana a comienzo de semana, pero debe quedar entre los dos, no puedes contarle a ella ni hacerle algún reclamo, debes prometerme.

Papi, me dejas preocupaba, dime y estés tranquilo que no voy a decir nada.

 

¿Recuerdas la vez que tu tía se quedó con tus abuelos y los dos hicimos el amor en mi cuarto al lado de tu mami y esa vez que tú me viste hablando con tu hermana después que hicimos el amor en mi cuarto cuando ella había bajado a jugar con sus amigas?

 

Papi, me asustas, si lo recuerdo, porque no olvido esos momentos tan bonitos y recuerdo ese día que estabas hablando con ella, pero me dijiste que te estaba contando algo del colegio, dime que te dijo acaso.

 

Me dijo que ella nos vio haciendo el amor esas dos veces, te imaginas mi niña hermosa en el problema que estamos, me da miedo que ella le diga a tu mama.

 

Papi no lo puedo creer que se diera cuenta y ahora qué piensas hacer o qué le dijiste.

 

Hija, hable con ella y le dije que la verdad había pasado solo esas dos veces, pero no más y que los dos estábamos arrepentidos de lo que pasó y que prometimos que no volvería a pasar, que por favor olvidará lo que pasó y que por nada del mundo le contara a tu mama, porque tendría que irme de casa, que me perdonara por lo que vio, pero que lo olvidara.

 

Me dijo que si yo era capaz de hacer lo mismo que hice contigo.

 

Papi, pero eso no puede pasar verdad, porque tú no la deseas a ella y está muy pequeña para que eso pase.

 

Tienes razón, eso le dije, pero me dijo que porque yo había hecho el amor contigo esas dos veces.

 

Le dije que había sido un error mío porque yo era el padre de las dos y eso está muy mal, que un padre no debe hacer el amor con sus hijas, solo quererlas y consentirlas como un padre y no como un hombre.

 

Y entonces qué te dijo ella papi.

 

Que ella quería hacerlo y que no le importaba que tú nos vieras, porque ella nos había visto.

 

Papi, voy a preguntarte algo y me debes decir solo la verdad por favor, te lo pido.

 

Dime hija.

 

¿Te gustaría estar con mi hermana y que ella te diera la virginidad como te la di yo, recuerdas que una vez te lo pregunte?

 

Mi niña hermosa, lo que tú me dices es algo fuerte y me da miedo responderte, pero te puedo responder como padre de ella, pero no como hombre.

 

Papi dime, quiero que me respondas como hombre, por favor respóndeme.

 

Te voy a responder como hombre, pero por favor no te vas a enojar conmigo bueno, la verdad es muy difícil decirle no y perder la oportunidad de robarle su virginidad porque ella me lo pide, qué hombre no quiere estar con una niña virgen como ella y disfrutar haciendo el amor, pero no lo haría porque me da miedo perderte y no quiero que pase algo así, yo solo quiero estar contigo porque tú me das todo lo que yo deseo, no necesito buscar otra mujer.

 

Papi eres lindo con lo que me dices y voy a creerte, pero si no lo haces seguro ella le cuenta a mama, yo la conozco, sé que lo hará y no quiero que cuando mamá se entere te tengas que ir, eso no lo voy a permitir.

 

Lo se mi niña hermosa, pero yo la voy a convencer para que olvide todo y no le cuente a tu mama nada, por eso ahora debemos tener mucho cuidado, porque si ella nos vuelve a ver, seguro le contara a tu mama.

 

Papi dime una cosa, por eso tú quieres quedarte solo con ella esta noche, para convencerla que no puede pasar nada entre los dos.

 

No hija para nada, lo hice porque es la única forma de quedarnos solos por una noche, pero ya que tú lo dices, podría pensarlo y de pronto hablar con ella esta noche y convencerla.

 

Era una locura lo que estaba haciendo, sabía que podía terminar mal, pero si hacía bien las cosas seguramente mi niña hermosa aceptaría que pasara y si lograba que ella nos viera, podría estar con las dos como siempre lo había deseado, mi loca fantasía.

 

Papi, si no la convences tendría que compartirte con mi hermana también y si de pronto a ti te gusta mucho hacer el amor con ella y te enamoras y me dejas, no quiero que eso pase.

Eso nunca pasará porque a tí te deseo como una mujer, eres mi amante y estoy enamorado de ti, a ella no la deseo como mujer y mucho menos me voy a enamorar, para que quedes tranquila, te digo que nadie hace el amor como tu lo haces y menos tiene ese hermoso cuerpo que tú tienes.

 

En serio papi yo te hago el amor mejor que mi mami, pero tú no sabes como hace el amor mi hermana porque es virgen, por eso te digo, que si te gusta mucho seguro querrás volver a estar con ella.

 

Ya te dije, solo te deseo a ti como mujer y lo sabes porque siempre te lo he demostrado, yo la voy a convencer para que olvide todo, pero voy a decirte algo que puede escucharse feo, pero que es la verdad, tu estas super deliciosa y haces el amor super rico y aunque llegará a pasar, no te cambiaría por nada en el mundo porque eres la amante perfecta, serás siempre la primera mujer virgen con quien hice el amor, la primera mujer virgen que me hizo sexo oral y la primera que me dio su anito virgen, te imaginas, eso nunca lo podre olvidar, en cambio ella será siempre la segunda, vez.

Eres lindo papi, yo soy la primera mujer virgen en tu vida, ella sería la segunda, tienes razón, pero lo más importante me amas a mí.

 

Sigue “III”

 

Una hermosa pelirroja de 15 a├▒os me llev├│ al bosque y me dio la mejor mamada de mi vida
La primera noche con mis dos hijas I (11)

Le ha gustado a: