Incesto Jóvenes

Maholys: se la mame a mi primo a los 9 años

0
Please log in or register to do it.

Hola de nuevo, para el que no me conoce me llamo Maholys, lo que les voy a contar es real y me pasó después de que mi hermano y yo dejamos de jugar con fuego. 

Esto sucedió hace ocho años, en ese entonces tenía yo nueve años, para ese tiempo ya había crecido bastante, empezaron a salirme mis senitos, lo cual me incomodaba mucho, no me gustaba como me veía cuando usaba blusas de tela delgada, se me notaban mucho, parecía que tenia unos piquitos y mis amigas se burlaban de mi. Aunque por otra parte me gustaba saber que estaba creciendo y como se me quedaban mirando los chicos del vecindario.

Bueno como ya les conté anteriormente, mi casa esta justo frente al liceo del pueblo, aparte de eso las tres casas mas cercanas son de familiares, osea tios, tias, primos, primas.

Al yo ser la ultima en nacer de todos los primos y primas siempre me quedaba un poco aislada, aunque no me trataban mal ni me evitaban, sentía que se cortaban cuando yo estaba con ellos, tal vez porque estaban más interesados en novios y sexo y yo aun era una niña. Con el que mas me llevaba era con mi primo Diego que era el mas joven después de mi, apenas era cuatro años mayor que yo. Ese último año me hice muy unida a el, tal vez porque mi hermano miguel ya no quería juntarse conmigo.

Siempre me la pasaba en la casa de mi primo, mas bien en su cuarto, ya que el tenia su propia televisión, una computadora y un play station. Me la pasaba jugando con mi primo, aunque no me gustan mucho los videojuegos era mejor que estar en mi casa aburrida.

El hecho es que un dia mientras jugábamos se fue la corriente, en ese tiempo la luz se iba a cada rato.

Mi primo se acostó en la cama resignado, sabia que si no llegaba la luz iba a estar todo el dia aburrido, aparte estábamos solos en su casa.

Yo: ahora que hacemos. 

le dije mientras me acostaba a su lado

Diego: Nada, que mas vamos a hacer? 

Diego: en este pueblo no hay nada que hacer

Dijo mi primo frustrado

Yo: Vamos a jugar 

Diego: A que

Yo: Vamos a jugar “stop”

Diego: No

Yo: Anda no seas malo

Diego: No, mejor me voy a dormir, me despierto cuando venga la luz.

Dijo mi primo acomodándose para dormir, apenas eran las 11 de la mañana.

Yo empezó a empujarlo y fastidiarlo para que jugara conmigo. En una de esa me monte encima de el, el estaba bocabajo, yo montada en su trasero y empecé a cabalgarlo como si el fuera un caballito mientras le gritaba “levantate, juega conmigo”, el seguía diciendo que no. En una de esa el intento voltearse quedando bocarriba y yo montada justo en su pene.

Yo: Ahora si vas a jugar conmigo?

Diego: No

Yo: Entonces voy a seguir fastidiándote

Y empeze a cabalgar de nuevo, saltando y rebotando encima de el mientras me apoyaba con las manos en su pecho, esto lo hacía solo por fastidiar no lo hacia con ninguna intención sexual.

Aunque con tanto rose empecé a sentir como el pene de mi primo se endurecía. Ayudaba el hecho de que los dos lleváramos puesto short, el un short de futbol del Madrid y yo un short de licra negro que ya me empezaba a quedar pequeño, apenas me tapaban las nalgas.

Mi primo se dio cuenta que se le estaba poniendo duro, he intento apartarme antes que yo me diera cuenta, y yo mas me afincaba, mi primo seguía intentando apartarme, pero yo estoy segura que empezaba disfrutarlo ya que apenas se esforzaba en quitarme de encima.

Yo seguía cabalgando, pero cuando empece a sentir el pene de mi primo, me empezó a picar la entrepierna y sentí una gran necesidad de frotarme la vagina con algo, asi que en vez de cabalgar empecé a restregarme de atrás hacia delante sobre el pene de mi primo. Mi primo aun fingiendo que no le gustaba, amenazo con hacerme cosquilla si no me quitaba, a lo que yo respondí “No me voy a quitar hasta que jueges stop conmigo”. Asi que mientras yo me restregaba encima de el, él empezó a hacerme cosquilla, aunque no lo hacia muy bien, creo que solo era una escusa para meterme mano, ya que empezó a tocarme disimuladamente los senos y las nalgas. Pasamos así unos minutos hasta que me aburrí y me volvi acostar a su lado, creo que mi primo se decepciono, aunque trato de no demostrarlo.

Diego: hasta que por fin te rendiste

Yo: Es que me canse, además tu pene me estaba aporreando, lo tienes parado.

Diego: Quien te manda a montarte justo encima de él.

Yo: y ahora que hacemos

Diego: nada, ya te dije que no hay nada que hacer.

En eso lo abrace, el seguía bocarriba y puse mi cabeza en su pecho. Nos quedamos en silencio unos minutos.

 

Despues de un rato de silencio le pregunte

Yo: Diegoo, yo te gusto?.

Me acomode para mirarlo a la cara.

Diego: que?

Yo: que si yo te gusto

Diego: A que te refieres

Yo: Que si te paresco bonita?

Diego: tu sabes que eres bonita

Yo: pero yo te gusto?

Diego: por que me preguntas eso?

Yo: porque todavía la tienes bien parada, además tu a mi si me gusta.

Diego: La tengo parada porque me estas abrazando, y si, si me gustas.

Yo: entonces quiere ser mi novio?.

Diego: Estas loca? Acuérdate que somos primos, y además tu todavía estas muy chiquita

Yo: Eso no importa, no le digamos a nadie, además todas mis amigas de la escuela tienen novio y todas son de mi edad.

Diego: tienes razón, pero igual no podemos, me gustaría ser tu novio pero no podemos.

Su respuesta me puso muy triste y casi me pongo a llorar, el me dijo que no llorara y me empezó a abrazar.

Casi llorando le dije

Yo: por lo menos podemos hacer cosas de novio?

Diego: Como que?

Yo: me puedes enseñar a besar.

Mi primo me miro intrigado.

Yo: Es que todas mis amigas tienen novio y ya saben besar, yo soy la única que no se.

Diego: yo tampoco se, todas las veces que he besado han sido de piquito.

Yo: entonces podemos aprender juntos

Diego: Si, pero mejor no

Yo: es porque no te gusto

Diego: Si me gustas, me gustas mucho.

En eso me arme de valor y yo misma le di un beso, mi primo se sorprendió pero igual se dejo, luego le di otro y otro mas eran puro piquitos, en eso me monto encima de el y sigo dándole piquitos, pero esta vez frotándome con su pene, y los piquitos se fueron convirtiendo en besos largos y apasionados, mi primo intento un par de veces meterme la lengua pero no resulto, en una esa me hace parar y me dice que me quita la blusa, yo le digo “para que”, no respondió el solo me la quito, rápidamente me tape los pechos, el me pidió que se los dejara ver, yo apenada accedí, pensé que no le iban a gustar eran apenas unos botoncitos, pero el me dijo que los tenia muy bonitos y empezó a tocármelos y besármelos, yo le dije si podemos seguir besándonos y volvimos a besarnos. El empezó a agarrarme las nalga y meterme mano, yo meti mi mano por debajo de su short y le agarre su pene, lo agarre por el medio mientras masajeaba el glande con el pulgar y le dije.

Yo: Yo puedo ayudarte con esto, si me prometes algo

Diego: Que?

Yo: que cuando estemos solo me vas a tratar como si fueras mi novio.

Diego: lo juro

Deje de besarlo y me eche hacia atrás lo sufiente para estar en posición de bajarle el short y el bóxer, el pene estaba bien parado, era parecido al de mi hermano cuando tenia su edad, aunque el de mi primo no era tan gordo y estaba algo curveado lo que me pareció raro. Empecé frotandolo de arriba abajo con mis manos mientras le daba besitos a el glande y le pasaba mi lengua, sabia un poco a orine, nunca me ha gusto ese sabor inicial pero igual seguí, creo que los años de práctica con mi hermano me hicieron perderle el asco. Me meti la cabeza del pene en la boca mientras succionaba y movía mi lengua.

Mi primo empezó a gemir:

Diego: mmmh siii, que rico

Diego: ahhh, Maholys que ricooo, te amo mi amoor, ahh siii

Te amo.

Me saque el pene de la boca para respirar mientras seguía masturbándolo.

Yo: Te gusta?

Diego: ahh sii, pero sigue

Yo: Vas a ser mi novio?

Diego: Si si, per pero sigue

Volvi a meterme el pene en la boca pero esta vez me lo tragaba mas, y empece a acelerar el ritmo.

Diego: ahh si siii, no pares no pares, aahh ya voy a acabar.

No paso ni 15 segundos y sentí como su pene empezó a vibrar en mi boquita y a lanzar chorros de lechita “que rico” ya extrañaba ese sabor y la sensación de poder que siento cuando doy una mamada. Cuando terminó de descargase en mi boca me lo trague todo y luego le limpie el pene con mi lengua hasta dejárselo limpiecito, me volvi a acostar a su lado abrasándolo, yo todavía con el pecho desnudo.

Yo: en verdad me amas? 

Diego: si, y después de lo que hiciste, mas

Yo: Yo también te amo, y vas a ser mi novio?

Diego: Si pero en secreto y solo aquí

Nos quedamos asi abrasados, el me acariciaba los pezones con la punta de su dedo.

Diego: Donde aprendiste hacer eso?

Yo: Viendo un video

Diego: Es la primera vez que lo haces?

Yo: Si

Obviamente no le iba a decir que se mamar desde los 5 años y que mi hermano fue el que me enseño.

Esta historia con mi primo no duro mucho ya que un mes después se mudo a otra estado para jugar beisbol. Aunque no era muy lejos, 30 minutos en carro. Y venia a cada rato nunca pudimos repetirlo. 

Este es el fin de esta parte de la historia, no de la historia con mi primo, con el pasarían mas cosas.

Estén atento para la segunda parte cuando les cuente como se la mame a mi otro primo y como se la mame a 3 estudiantes al mismo tiempo. Les recuerdo que esta y todas las historias que cuente son 100% Real, me pasaron.

Espero sus comentarios y recuerden también que si quiren ver fotos mías o de cómo era en ese tiempo, estoy dispuesta a mandar fotos o videos. Besitos.

Maholys: Se la mame varios chicos del liceo a los 9 años
corneada en cordoba primera parte

Nadie le ha dado "Me Gusta". ¡Sé el primero!