Primera Vez

Maholys, Como perdi mi virginidad a los 12 años

0
Please log in or register to do it.

Hola de nuevo, me llamo Maholys, lo siento si me presento siempre, no sé como lo hacen las demás que escriben, solo leí dos relatos de esta pagina para guiarme, pero no me gustaron, me parecieron muy falsos.

Bueno esto me paso cuando pase de la escuela al liceo, tenia yo 12 años. 

El liceo era muy distinto a la escuela, siempre había estudiantes revuelto en los pasillos, era todo un desorden, los estudiantes eran muy vulgares y no respetaban la autoridad de los profesores, había groserías escritas en las paredes, y lo que es peor, me separaron de mis amigas, yo caí en una sección diferentes, es decir en otro salón, con otros compañeros. Lo único bueno de estudiar en el liceo, es que quedaba cerca de mi casa.

Al principio no encajaba, me juntaba con mis amigas en las horas libres, pero ellas tenían horarios diferentes al mío y casi nunca las veía, en los recesos siempre me la pasaba sola. Estaba empezando a odiar ese lugar.

Un día, estaba en una de las eternas horas libre de mi sección, estaba sentada sola, en un banquito bajo la sombra de un árbol. De pronto se me acercaron dos chicas conocidas, eran mi vecina Dulce y su amiga maría. Ellas estaban dos grados más adelantadas que yo. Su cuerpo se habían desarrollado mucho, estaban nalgoncitas, y le habían crecido los senos, no mucho pero para sus edades (15 años) sobresalían, eran una de las populares, en especial Dulce. Yo seguía molesta con ellas.

Para el que no sabe, hace dos años, por andar juntándome con ellas, termine mamándosela a tres chicos contra mi voluntad, fue el día mas humillante de mi vida.

Dulce: Hola Maholys como estas?

Yo: Hola

Dulce: porque estás siempre sola ?. Te peleaste con tus compañeros?.

Yo: No, es que caí en una sección diferente a mis amigas y no me gustan mis nuevos compañeros.

Maria: déjame ver tu horario, porque creo que tenemos las mismas horas libres.

Yo: Y eso que importa?

Dulce: Si quieres puedes juntarte con nosotras para que no estés sola.

Yo: no gracias, prefiero estar sola.

María: mira, yo se que estas brava con nosotras, pero nosotras no te hicimos nada, lo que te paso es culpa de Andrea.

Dulce: Andrea dijo que ellos no te obligaron, que tu quisiste.

Yo: está bien, me voy a juntar con ustedes pero no me hablen más de eso.

Me empecé a juntar con su grupo de amigas. la verdad me llevaba bien con ellas, aparte me gustaba ser de las populares.

A esa edad yo ya era alta, me estaban creciendo mis teticas, aunque seguía igual de flaca me estaba poniendo nalgona gracias a que Dulce me invitaba hacer ejercicio en su casa, ese era su secreto para estar tan buena, hacia sentadilla todos los días.

Todos los chicos del grupo querían ligar conmigo, eran todos guapos o agradables. Aunque yo sabía que lo único que querían era mi virginidad. 

La verdad se notaba la diferencia cuando me juntaba con mis amigas de mi edad, aunque algunas ya tenían relaciones, ellas hablaban de hacer el amor, de novios, todavía tenían mentalidad inocente, al igual que yo.

Pero mi nueva junta me estaba corrompiendo, ellas hablaban de coger, de culitos, siempre me incitaban a que me acostara con cualquiera de los que querían conmigo. Una vez el novio de Dulce llevó marihuana al liceo. Nos fuimos a un rincón aislado todo el grupo y empezamos a fumar. Me había puesto happy, todo me daba risa, me empecé a besar con uno de los chicos, el me llevo a un lugar más apartado y me empezó a meter mano, me agarraba las téticas y yo estaba como borracha, solo me dejaba llevar, no entre a clases ese día.  

No sé si eran las hormonas o por querer encajar con las chicas, pero quería coger ya, tenía 12 años y creía que estaba lista, cuando estaba en casa, me vestía con los shorsito más pequeños que tenia y blusitas que me hacían mostrar el ombligo, salía a dar vueltas por el vecindario y me encantaban como se me quedaban viendo los muchachos. 

Un sábado, Dulce me mando a buscar con su hermanito, ella sabía que a mi mama no le gustaba que me juntara con ella. Me estaba esperando en el liceo. 

Cuando fui estaba todo el grupo de dulce y varios chicos mayores, entre ellos estaba Lalo

Lalo era el culito del pueblo, todas las chicas querían con el. Hace dos años me hiso prometerle que le daría mi virginidad, pero no le volví a hablar después que me obligo a mamársela a sus amigos.

Ellos estaban bebiendo y fumando marihuana.

 Seguro se preguntaran como podíamos estar en un liceo sin que nadie nos dijera nada. Después de clases, cuando se van los estudiantes y profesores el liceo queda solo, no hay vigilancia, no cierran el portón con candado, normalmente solo van los chicos a jugar futbol en la cancha. Pero otros también lo usan para beber y fumar aprovechando que no hay adultos cerca, y si quieren coger, solo se encierran en un salón y ya. 

Un chico me ofreció un trago pero yo lo rechace, no me gustaba beber pero si fumar, así que me acerque a lalo, le quite la marihuana de sus labios y le di un jalón.

Lalo: Hola

Yo: Hola

Lalo: Ya no estás brava conmigo??

Yo: si, nunca te voy a perdonar….pero recuerda que me prometiste una cosa

Lalo: Que?

Yo: Que tu me ibas a quitar la virginidad

Lalo me miro sorprendido, no se esperaba eso.

Lalo: Enserio quieres? No quiero que digas después que te obligué

Yo: Si quiero, y quiero ya

Lalo: Ahora no puedo, mi novia está aquí

Yo: no me importa, si no me cojes tu, otro ya lo hará.

Lalo: Y que quieres que haga, que nos metamos en un salón ahora?.

Yo: Yo no voy a perder mi virginidad en un salón…..Llévame a tu casa.

Lalo: mejor hablamos mañana y lo planeamos mejor.

Yo: No, quiero hacerlo hoy, y si tú no puedes, estoy segura que cualquiera de estos si va a querer.

Lalo: No digas eso, no te comportes como una puta, tu no eres así

Yo: Tu no me conoces… bueno chao, solo quería que tú fueras el primero, me tendré que buscar a otro.

Mientras me iba lalo me agarro de la mano y me dijo:

Lalo: Esta bien, espérame afuera donde esta mi moto.

Lo esperé donde me dijo por 5 minutos pensé que me había dejado plantada, hasta que llegó, se monto en la moto, me dijo que me montara y nos fuimos a su casa.

La verdad estaba asustada, no sabía si alguien me había visto montada en la moto con lalo, no queria que mi mama se enterara. Entramos rápido a su casa, estaba su mama allí, cuando entramos y la vi me sorprendí, ella me saludo, ya me conocía por mi mama, lalo no se esforzó en poner una escusa de porque yo estaba con el, me agarro de la mano y me llevo a su cuarto. Era una casa grande, su habitación estaba en el segundo piso.

Yo: A donde vamos?

Lalo: a mi cuarto

Yo: Estas loco? Tu mama esta aquí, que va a pensar?

Lalo: No importa, lo que yo haga contigo no es asunto de ella.

Entramos en su cuarto, cerró la puerta con seguro, y me dijo que me quitara la ropa.

Yo estaba asustada, me quería ir a mi casa, ya se me había quitado la valentía, solo tenía 12 años y sentía que no había vuelta atrás.

Como vio que no me movía, el mismo me quito la blusa.

Lalo: Desnúdate

Me desnude, me quite todo menos mi pantaleta. El ya se había quitado todo y estaba en bóxer. 

Lalo: Acuéstate

Me acosté, el me quedó viendo un rato, luego me puso su mano entre mis pechos y la fue bajando, lo hacía despacio pero con presión, bajo hasta llegar a mi ropa interior, me empezó a besar la vagina por encima de la tela. Yo estaba temblando, no sé si es porque estaba nerviosa o porque estaba excitada. El lo notó

Lalo: tranquila te va a gustar.

Se acerco a mi, y empezó a besarme la boca, yo estaba en el cielo, fue bajando y empezó a besarme y lamerme los pezones. Yo sabía que no había vuelta atrás asi que me decidí a disfrutarlo.

Me quitó la pantaleta, y me vio la vagina, me di cuenta que yo tenía pelitos, me moría de la vergüenza. A el no le importo y empezó a comerme la cuca, me metía la lengua, yo me quejaba, poco a poco fue metiéndome un dedo, a mi me dolía, pero estaba súper excitada, no quería que parara, el lo hacía lento, metía y sacaba su dedo dentro de mi, luego se lo metía en la boca saboreándo mis jugos, “estas mojadisima” dijo, empezó a intentar meter dos dedos pero yo lo paraba con mi mano, dolía mucho, así que volvió a comerme la cuca, y otra vez introducía solo un dedo.

Lalo: estas apretadísima, siento como me apretas el dedo.

Se paro y se alejo de mí, pensé que ya no me iba a coger.

Yo: a dónde vas?

Regreso, solo fue a buscar un condón, se lo puso.

Lalo: estás segura que quieres?, estas muy apretada, te va a doler.

Yo: Si, si yo aguanto…solo métemela poco a poco. 

Se monto encima de mí, apunto su pene en mi entrada y empezó a presionar,  por reflejo puse mi mano deteniéndolo, en el fondo sentía que era imposible que todo ese pene me entrara. 

Mis amigas que habían perdido la virginidad lo habían hecho entre los 10 y 12 años, yo casi tenía 13 años, la diferencia es que ella perdieron la virginidad con chicos de 14 o 15 años, de penes pequeños, a mi me iba a desvirgar un chico de 19 años, con un pene aceptable.

Varias veces intentó hacer presión para penetrarme pero yo lo detenía. El me empezó a besar en la boca

Lalo: relájate. Me sujeto las manos con la suya, y volvió a presionar, yo intente detenerlo pero no podía mover mi mano. Sentía como entraba poco a poco la cabeza de su pene dentro de mí.

Yo: Aahhh…ayyyyyy. Me duele, hazlo despacio

Logró meter toda la cabeza, yo ya estaba llorando, me dolia mucho y no había entrado ni la mitad. El se quedo quieto, cuando vio que me calme volvió a empujar un poco más. Yo di un grito fuerte pero corto, le suplicaba que no se moviera, que esperara un poco.

Lalo: falta poco, muerde esto. Me dio un pañuelo, me lo metí en la boca y cerré los ojos, esperando a que me partiera en dos.

Lalo: estas lista? Aquí voy

Hizo fuerza y entro más de la mitad. Sentí como si me partia por la mitad.

Yo: Mhhh, AAHHHHHH

Mi corazón latía súper rápido, mi respiración estaba acelerada. Lalo se quedo inmóvil unos segundos, luego empezó a moverse despacio. Lo sacaba un poco y lo metia, Lo sacaba un poco y lo volvía a meter.

Yo: Aahhhh…Ayyyy…ayyyyy..AHH

Poco a poco mi vagina se empezó acostumbrar a el mete y saca, seguía siendo doloroso pero empecé a sentir algo de placer, lalo no cambio su ritmo suave hasta que se iba venir, acelero mucho su ritmo haciéndome gritar de dolor y placer. 

Yo: Ahh..Ayy,..ahhhh..ahh

Lalo: Te gusta

Yo: mhh…ahha, sii..si..ahhhh

estoy segura que mis gemidos se escuchaban en toda la casa, a lalo no le importo si su mama nos escuchaba, y siguio acelerando el ritmo y dandome mas fuert. Termino acabando adentro de mi pero con el condón puesto, cuando saco el pene pude ver la sangre, me asuste aunque esperaba perder más sangre, no sé porque una parte de mi pensaba que al perder la virginidad tan pequeña me iba a desangraba pero no.

Lalo se paro se vistió me dijo que me vistiera, que teníamos que volver antes que mi mama se diera cuenta.

Cuando me pare, me temblaban las piernas, me costaba caminar, me dolía mucho, pero no me arrepentía, me había quitado un peso de encima.

Lalo: Acuérdate que ahora tu eres mía. Me debes un segundo polvo, quiero cogerte bien.

Me dejó una cuadra antes de mi casa para que nadie nos viera junto. Yo caminaba como una niña de 12 años recién cogida, y aunque estaba adolorida estaba feliz.

Cuatro días después me escape del liceo con Lalo, nos fuimos a su casa, y cojimos como por 3 horas, me puso como quiso, no se reprimió.

Después de eso siempre me escapaba a la casa de lalo a coger, estaba enamorada de el y el de mi.

Porque cuando le dije que dejara a su novia o yo me iba a buscar un novio no lo dudo en dejarla y quedarse conmigo.

El era mi novio, su mama lo sabía pero se hacia la loca, mi familia nunca se entero, excepto mi hermano miguel, el era amigo de lalo y nos alcahueteo, con la condición que me respetara y me cojiera cuando yo fuera más grande, obvio no le hicimos caso. Nunca le dije a mi mama porque seguro se iba a volver loca porque yo tenía 13 años y el 19.

Con lalo hice de todo, fue mi primer todo, con el dure dos años y supimos mantenerlo en secreto de mi familia, incluso me cogió más de una vez en mi casa y nadie se entero. Se había hecho muy amigo de mis hermanos y le caia bien a mi papa, se la pasaba todo el tiempo en mi casa, lo que ellos no sabían es que él iba por mí no por ellos.

yo siento que lalo era mi alma gemela, pero terminamos por infidelidades, de parte de el y tambien mia. 

Me cojí a el mejor amigo de mi novio por venganza
¡Si es por orden del doctor! ... - Séptima Parte.

Nadie le ha dado "Me Gusta". ¡Sé el primero!