Incesto

¡Si que era grande la de papá!

0
Please log in or register to do it.

Escribo la presente porque necesito desahogarme, no me avergüenzo ni me siento culpable de nada, pero entiendo que lo que estoy haciendo no es normal, tengo sexo con mi padre.     Mi padre comparte mis sentimientos, estamos unidos carnalmente y a él no le importa, tengo que decir que lo disfrutamos entre ambos.     El problema es que si alguien de nuestras familia lo supiera nos veríamos en un lío de proporciones.

 

Todo empezó después de que me mude a una ciudad cercana para iniciar mis estudios superiores.     Aún quedaban algunas de mis cosas en mi casa paterna y esa tarde volví a recoger alguna de ellas.     Abrí la puerta con mi propia llave y caminé hacia mi cuarto, como solía hacer siempre y me encontré con mi padre sentado en la que había sido mi cama, tenía una revista porno en una mano y con la otra acariciaba su polla.     Podría haberme girado e ido, pero no reaccioné de ese modo, simplemente me excité y no pude evitar de detenerme para mirar con la boca abierta no a mi padre, sino a su enorme pene.

 

No podía creer lo duro y grande que se veía y casi se me cayó la baba, me metí la mano en mi entrepierna y froté mi propio sexo.     Una sensación abrumadora se apoderó de mí y dejé que mis instintos me guiaran.     Caminé hacia él, me senté a su lado, con mucho cuidado estiré mi mano y toqué su miembro, de allí a poco comencé a jalarlo con mi propia mano.     Necesité mis dos manos para abarcar las dimensiones gigantescas de su verga, estaba pajeando una pija colosal y me gustaba.

 

Mi padre no dijo nada, pero como se estaba masturbando en mi antigua habitación, supuse que lo hacía fantaseando sobre mí.      Lo que él mismo me confirmó después.     Tomé delicadamente su carnoso pene y eché el prepucio para atrás exponiendo su cabezota amoratada que emergió como floreciendo entre delicados pétalos.     Como estaba ocupada con ambas manos, mi padre me ayudo a desabrochar mis pantalones y di unos saltitos para facilitar que él me los sacara.

 

Muy pronto comenzó a acariciar mis piernas y muslos hasta que llegó al borde de mis bragas blancas.   Las empujó hacia un lado y sentí sus dedos en mi diminuta panocha, su dedo medio penetró mis inflamados labios y se adentró en mí haciéndome gemir.     Yo había tenido sexo en precedencia, hace un par de años que había perdido mí virginidad, así que no era la primera vez que experimentaba eso, pero fue muy diferente porque esta vez era la mano de mi padre la que acariciaba mi chocho.     Entonces decidí que iba a hacer placer de su placer, lo que me llevó a inclinarme y tomar su verga en mi boquita.

 

¿Cómo habrá sido para él ver a su propia hija con su enorme verga en la boca?    No lo miré a la cara, pero cerré los ojos e hice varios círculos con mi lengua alrededor de su glande, después comencé a succionarlo verticalmente, disfrutando como en un lujurioso trance de su mastodóntico pene.     Me fue imposible de tragarlo todo, porque no solo era demasiado gordo, sino también demasiado largo para que me lo tragara por mi garganta, aunque ganas no me faltaron.

 

Pero hice todo lo que pude y cuando me levanté con mis mandíbulas casi desencajadas, empecé a masturbarlo más fuerte mientras recuperada mi aliento, eché toda la saliva que pude a su verga y mis manos.     Lo empujé hacía atrás y me quité los zapatos y mis bragas y me encaramé en esa montaña de polla.     Me separé los labios regordetes y baje mi ingle muy despacio, no quería que me partiera en dos, afortunadamente él me dejo hacer y pude acomodar casi su entera polla dentro de mí.

 

Mi padre me llenó hasta tocar mi útero, gemí con un dejo de dolor cuando su enorme pija se estrelló al final de mi coño.     Me detuve un momento para permitir que mis carnes se acostumbraran a estar completamente llenas.    Entonces mi padre comenzó a follar mi estrecha conchita.     Ni él ni yo podíamos detenernos, mi padre estiraba mi coño al máximo, sin embargo, yo quería más y más, mi lujuria estaba desbocada.     Esto cambiaba toda mi forma de ser, me sobrepasaba, era abrumador, nunca había encontrado el sexo tan delicioso.     Mi cuerpo entero estaba encendido, mi chocho ardía, involuntariamente toqué mis labios que envolvían la polla de papá y luego froté mi clítoris en llamas.

 

La sensación era formidable, estaba muy feliz por haber sido capaz con la verga de papá.    Me moví arriba y abajo rápidamente, sintiendo las manos de mi padre en mis caderas mientras disfrutaba con demencial placer y lujuria su deliciosa pija dentro de mi juvenil conchita.     Era tanta la fricción de mi paredes vaginales contra ese prodigioso pene, que mi padre se corrió dentro de mí.     Yo soy multiorgásmica y con un tronco de esas dimensiones me corro en continuación.

 

Sentía oleadas de semen llenando mi panocha y lo deje que chorreara profundamente en mi minúscula vagina, a este punto su verga entera estaba dentro de mí, sé que esto implicaba ciertos riesgos, pero me tenían sin cuidado, estaba dispuesta a afrontar cualquier cosa con tal de hacerme de su polla por entero.     Seguí moviéndome lentamente hasta que resbaló fuera de mí y me dejó un enorme vacío, me levanté con cuidado y me puse un pañuelo a cubrir mi chocho que chorreaba el semen tibio de papá.

 

Me fui al baño y me lavé.     Luego volví donde papá que ya se había cerrado los pantalones.     Hablamos por largo rato y luego concluimos de que no estaba bien lo que habíamos hecho y decidimos no volver a hacerlo.

 

Pero la carne es débil y tanto él como yo nos vimos en la disyuntiva y una y otra vez equivocamos la decisión justa.     Ya no nos importa y lo hacemos a menudo.     Disfruto cada vez que viene a follarme, me es muy agradable tener intimidad con mi padre.     Me alegro de que estemos haciéndolo.   Sabemos que no es lo correcto, pero hay un sentimiento que nos involucra y nos llena de goce tanto a él como a mí.

 

 

—– —– —– —– —– ooo —– —– —– —– —–

Los comentarios vuestros son un incentivo para seguir contando historias y relatos, vuestra opinión es siempre invaluable, negativa o positiva, es valiosa y relevante, todo nos ayuda a crecer como escritores y narradores de hechos vividos o imaginados, comenten y voten, por favor.

luisa_luisa4634@yahoo.com

 

 

Solo paseaba 2
Solo paseaba 1

Nadie le ha dado "Me Gusta". ¡Sé el primero!